Flora Animal: el nuevo poemario de Ana Teresa Toro

Flora Animal
Apóyenos

Suscríbase gratis a nuestra página

Tiempo de lectura: 7 minutos

 

La relación de la tierra-nación y la tierra-cuerpo es una de las exploraciones centrales del libro Flora Animal; así como las relaciones familiares y sus conflictos —tanto de la sangre como de la vida— que, como las plantas sanadoras, tanta sabiduría ofrecen.

Este tipo de relaciones son las que la escritora Ana Teresa Toro plasma en su recién publicado poemario Flora animal. “Ese es uno de los espacios del libro Flora animal en el que más me detuve; habla de la tierra literal, la tierra en la que vivimos, la tierra que sembramos, la tierra que habitamos. Pero también tiene esta definición simbólica de esa tierra nación y la tierra-cuerpo, pensando en el cuerpo como una pequeña parte. Hay momentos en los que se habla como país, qué es lo que necesitamos sembrar para cultivarnos y renacernos”, expresó Toro en entrevista con El Adoquín Times.

Dividido en tres partes: Como los árbolesComo las plantas y Como la tierra; el poemario Flora Animal puede ser por momentos profundamente íntimo y en instantes, absolutamente colectivo. Poemas que parten de la observación al flamboyán, la acacia, el cerezo, el naranjo, el pino navideño, el palo de gandúl y el de guayaba; la parcha, la albahaca, la fresa, la sábila y la pascua, sirven como pie forzado para mirar al país —desde adentro y desde afuera— para revisitar el territorio de la memoria y, a su vez, hacer las paces con el presente por complejo que parezca. Del mismo modo, poemas que se concentran en la historia del país y de la tierra, se entremezclan con aquellos que exploran el espacio agrícola que puede ser la piel, el cuerpo y sus procesos.

Anuncio

Según la autora de Flora Animal, existe una relación entre el cuerpo humano y su entorno, creando una fusión entre la naturaleza y el tiempo vegetal, que es mucho más lento, pero no menos intenso; mientras que el tiempo animal, que es el que nosotros vivimos, es mucho más corto, pero se mueve mucho más rápido: “Un reclamo de los cuerpos que habitamos en esta tierra y que nos sentimos puertorriqueños donde quiera que estemos. Ahora mismo nuestro país está bajo asedio, que ya no tenemos palabras para reaccionar a tanto asedio en cada esquina, y creo que en momentos así, la poesía sirve para reapropiarnos, amar estos cuerpos, espacios y tierra como propia; nos las quieren quitar. Es un reclamo al derecho de reclamar esta luz, desde el sol hasta nuestro verdor de nuestro País”.

A preguntas si su poemario Flora Animal contiene elementos autobiográficos, la autora expreso que aunque algunos poemas lo son, y muchos de los escenarios son autobiográficos, también.  “Yo trato de evocar con una luz poética las emociones… Son observaciones de algunos momentos de la historia. Por ejemplo, en Maleta en peso tiene que ver con el deseo de gente de irse (de Puerto Rico), simplemente por querer estar en otro lugar, para luego hacer las paces. Siempre ha vivido en medio de un tesoro y no lo podía ver”.

Flora Animal

En cuanto a la portada del poemario Flora Animal, con una ilustración de Ángel Antonio Ruiz Laboy -quien también fungió como editor del libro, expresó: “A mí me encantó que incluyera el ave del paraíso, una de las flores que más me gusta. Es una de las plantas donde se fusiona el tema de la flora con una especie de animalidad. Sobre ese aspecto del pasado -que tiene la ilustración- mi sospecha es que lo trae por el tema de la nostalgia. En la primera parte se toca el tema de la infancia; la nostalgia y la añoranza se imponen y creo que él logró traducir eso en la imagen, además que como editor hizo un trabajo extraordinario”, manifestó la autora de la novela Cartas al agua, de los libros de crónicas Las narices de los perros y El cuerpo de la abuela.

Anuncio

Las mañanas con joel rivera

El poemario Flora animal se presentará el domingo 2 de enero de 2022 a las 3:00 p.m. en la librería El Candil en Ponce. El libro ya está disponible para la venta a través de: https://flora-animal.myshopify.com, y en las librerías del País, como Casa Norberto en Plaza Las Américas, El Laberinto en el Viejo San Juan, El Candil en Ponce, todas las tiendas Bookmark, La Esquina en el Centro Comunitario La Goyco en la Calle Loíza, Santurce.

Sobre la autora 

Hija de una maestra -quien dedicó su vida al magisterio como maestra de escuela elemental, pero posteriormente fue maestra de educación especial-, para Ana Teresa Toro, el cultivo de la palabra siempre estuvo presente. Siempre le llamó la atención la poesía y cuando estaba en segundo grado, escribió una sobre la Sierra de Cayey.

“Recuerdo sentir que había algo vivo fuera de mí y era algo que me gustaba mucho. En la escuela participaba en oratoria, escribía las obras escolares, mientras que en la universidad escribía monólogos y obras de teatro para el departamento de drama. Luego me interesé en el periodismo, el periodismo literario y la crónica. Me concentré en eso porque sentía que era la forma natural en la que podía trabajar.

Luego vino la novela y otras publicaciones en formato de crónica, pero nunca imaginé escribir un poemario. Siempre he sido lectora de poesía, como la atesoro tanto, no me sentía que era mi llamado; pero llega un momento en que se dice que de esta forma es que el proyecto quiere existir. Creo que fue voluntad de la tierra y no de una misma. Obviamente no lo hice sola, porque si me voy a lanzar a un escenario que no conozco, a mí me gusta acercarme a gente que sepan más que yo”, sostuvo la autora, quien agradeció a Ángel Antonio Laboy, Xavier Valcárcel y Pablo Arroyo León quienes  leyeron los primeros poemas y le dieron consejos.

Anuncio

Toro se ha dado a conocer por sus libros, su periodismo cultural, sus columnas de opinión; y por su activismo desde la palabra en temas como el colonialismo, las luchas de las mujeres y el racismo, entre otros. Sus columnas de opinión han sido publicadas en medios internacionales como The New York Times y el periódico El País de España. Sobre este último, explicó que fue el mismo editor del diario español quien la contactó para que escribiera una columna sobre Puerto Rico.

“Toda la conversación sobre Puerto Rico suele quedarse a través de lo que informan los medios estadounidenses, y para mí era importante posicionar a la Isla en espacios donde se habla español, en espacios latinoamericanos y, en el caso de El País, dentro de un contexto europeo, pero de un vínculo cultural iberoamericano objetable por su naturaleza, pero innegable porque es la realidad. El pie forzado del editor era cómo le explicamos a un público español, lo que está ocurriendo en Puerto Rico… El reto fue tratar de que fuera un reportaje bastante explicativo”, manifestó Toro.

Anuncio

En cuanto a la respuesta recibida por esta columna, Toro indicó que fue bastante interesante; ya que hay un público tanto en América Latina, como en España, que miran con recelo la relación de Puerto Rico con los Estados Unidos, les cuesta mucho entenderla. “Creo que es natural qua así sea, porque no se utilizan los lenguajes adecuados con la relación colonial.

Además es muy difícil hablar de colonia en España; porque hay un público que mira con cierta vergüenza su pasado colonial, y hay otro que desearía volver al tiempo colonial. Fue un trabajo que tomó muchos meses, y estoy feliz que se haya dado. Debemos intentar la conversación sobre Puerto Rico en contextos adicionales, más allá de los Estados Unidos; somos latinoamericanos, tenemos una tradición iberoamericana también, afrocaribeña, antillana, y debemos estar en constante diálogo. Si nos enajenamos, nos enajenamos de nuestra realidad y eso es algo en contra de lo que yo quiero luchar”, finalizó.

Para más información de la autora, acceder a: www.anateresatoro.com

Instagram: @altisidora

Facebook: @Ana Teresa Toro

Twitter: @anateresatoro @culturalagora

Nota Relacionada

Para Saborear la literatura emergente: Las letras de Ana Teresa Toro

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

Deja un comentario

Anuncios