Himno de Puerto Rico

Tiempo de lectura: 6 minutos

“Una de las bellezas que tiene la historia, es que nos ayuda a comprender por qué estamos donde estamos, además de abrir horizontes a otras posibilidades; ojalá que este trabajo aporte a esa conversación y que el público de Puerto Rico lo apropie y que sea parte de la memoria colectiva” Jennifer Wolff, autora.

 

La experiodista y ahora doctora en Historia, Jennifer Wolff, presentará su primer libro, Isla Atlántica: Puerto Rico, circuitos antillanos de contrabando y la formación del Mundo Atlántico, 1580-1636 (Doce Calle Editores / Aranjuez, España) este próximo jueves, 3 de noviembre, en la Fundación Luis Muñoz Marín (FLMM), a las 7:00 p.m. Esta obra, de 295 páginas, promete darle un nuevo giro a la historiografía del Puerto Rico de los siglos XVI y XVII.

Hace cinco años Jennifer Wolff salió de Puerto Rico rumbo a España, con solo una maleta y esta investigación en el tintero. Hoy regresa a su Isla, para presentar su proyecto culminado: “El libro es la versión más pulida de mi proyecto de disertación para el doctorado de la Universidad de Puerto Rico. Aunque hice la investigación allá (España) en los archivos, lo hice para el grado acá de la Universidad. En este libro, lo que hago es abordar los siglos XVI y XVII, un periodo menos estudiado que otros como el XVIII y XIX, ya que son unos siglos difíciles (de investigar), porque muchos de los documentos se han perdido, extraviado o están en muy mal estado”, expreso Wolff en entrevista con este medio.

Anuncio

Isla Atlántica propone un reenfoque de la posición que ocupó Puerto Rico en los circuitos de comercio y navegación atlántica durante los primeros siglos bajo la corona española. Hasta ahora, la historiografía ha enfatizado el rol militar de la isla como “bastión perdido en el Atlántico”.

Mediante el examen de una sólida documentación de fuentes primarias de la época, la obra prueba que la isla y sus pobladores formaron parte – a través de circuitos de comercio semi-legal o abiertamente ilegales de contrabando – de los grandes cambios relacionados con el surgimiento de una economía moderna y globalizada.

Una de las intenciones de la autora con esta publicación, es de sacar la narrativa del Puerto Rico de esos primeros siglos. El cuadro geopolítico y del bastión militar y lo inserta en lo que es la historia económica. Además, en los grandes cambios que estaban ocurriendo en todo el mundo:

“…el siglo XVI es un periodo fundacional para lo que es la economía moderna o la economía globalizada. Se puede considerar el inicio de la economía capitalista. Inserto a Puerto Rico a toda esa vorágine de grandes cambios que estaba ocurriendo en ese momento a nivel mundial”, añadió la experiodista y especialista en comunicaciones Jennifer Wolff.

El libro muestra las vitales interconexiones que tuvo el Puerto Rico de los siglos XVI y XVII con Europa, África y el Caribe español. En sus páginas la autora sumerge al lector en una vertiginosa travesía poblada por aventureros, comerciantes itinerantes, marineros y tratantes de esclavos. 

La minuciosa investigación revela que la actividad marítima y portuaria trajo a Puerto Rico una población flotante, heterogénea y multicultural. Convirtiendo a San Juan en una ciudad diversa, heterogénea y plural, distinta a la narrativa de la “ciudad murada” y aislada. 

Precisamente esto fue uno de los hallazgos más interesantes y fascinantes para la autora: “La imagen que se me antoja de San Juan es una muy heterogénea, muy vibrante y diferente a la que siempre pensamos con el concepto bastión militar y los soldados. Muchos de estos barcos portugueses traían gente de muchos lugares, marineros alemanes holandeses, portugueses, pero también traían una combinación de marineros negros y mulatos. En San Juan se hacían faenas marítimas, se repararon y se construyeron barcos en el San Juan de esta época. Hasta los pobladores de Puerto Rico -estancieros y hateros- llegaron a hacer sus propios viajes esclavistas a África para buscar esclavos con barcos que compraban, reparaban o construían en Puerto Rico”.

Anuncio




Hay varios temas históricos que Jennifer Wolff destaca en su publicación. Además de la importancia de la localización geográfica de Puerto Rico y las poderosas redes de comercio portuguesas. Los viajes ilegales y de contrabando de los países europeos desde y hacia Puerto Rico. “Fue un momento de mucha pujanza de Portugal, ya que es la primera nación que se lanza al mar. Abriendo el Océano Atlántico con esos descubrimientos de cómo navegar por la costa africana. Portugal estaba en ascenso, tenían control del litoral africano y control del tráfico de esclavos”, explicó Jennifer Wolff.

Aunque la corona española sólo permitía la llegada de barcos castellanos para comercio en las Américas. Por su posición geográfica, Puerto Rico era un punto muy fácil para los marinos (otros europeos) que venían en viajes de contrabando y comercio ilegal. Estos se abastecían de suministros y agua, además de “tomar lengua”. Término utilizado en la época que se refería a enterarse de donde estaban los barcos españoles.

“Puerto Rico era productor de productos que estaban empezando a ser muy cotizados en los mercados de Europa como el jengibre, los cueros y el azúcar. Los europeos tenían circuitos de contrabando alrededor de todo el Caribe donde recogían esos productos y los intercambiaban por trueque acá en la región. Eso era lo que alimentaba los talleres de Francia, y a los procesadores de dulce en Holanda. Puerto Rico y Caribe fueron productores de materia prima de unos talleres incipientes. Que fue eventualmente lo que le permitió a Europa del Norte dar el brinco a la revolución industrial”.

Anuncio

Por otra parte, el ex catedrático de Historia en la Universidad de Puerto Rico, Dr. Francisco Moscoso y quien estará a cargo de presentación de la obra en la FLMM, expresó en un comunicado de prensa: “El libro representa un gran acontecimiento para la historiografía puertorriqueña de los siglos XVI y XVII. La obra llena un gran vacío, por la ausencia de investigaciones sobre esos siglos, y por toda la información inédita que arroja sobre ese terreno. Todo ello obliga a una reinterpretación de la historia en los inicios coloniales de Puerto Rico”,

Isla Atlántica forma parte de la colección Antilia de la editorial española Doce Calles, enfocada en trabajos sobre el mundo antillano.  El libro está a la venta en la librería Laberinto, en su tienda en el Viejo San Juan o en su página web https://librerialaberintopr.com .

 Un poco sobre Jennifer Wolff…

Wolff tiene un doctorado en Historia de la Universidad de Puerto Rico. Ha publicado trabajos historiográficos sobre la esclavitud indígena, y las redes esclavistas portuguesas. Además de los circuitos caribeños de reventa de esclavos africanos y el imaginario geográfico holandés sobre el Caribe hispano. Actualmente se desempeña como Directora del Buró de Política Pública de Madrid del Centro para una Nueva Economía (CNE), think tank puertorriqueño de política pública con oficinas en San Juan, Washington DC y Madrid. 

Deja un comentario

Anuncios

Traducir Página

Recientes

Suscríbase gratis a nuestra página