Icppr ad Icppr ad Icppr ad
Anuncio

La casi abolición de la esclavitud en Puerto Rico en 1812

abolición de la esclavitud

Suscríbase gratis a nuestra página

Tiempo de lectura: 5 minutos

 

Puerto Rico fue un país de esclavos desde la llegada de los colonizadores españoles, hasta la abolición de la esclavitud en 1873, esto es parte importante de lo que ahora es su historia. El trabajo de la hacienda y las estancias azucareras que sostenían la economía de la isla y la corona era producido por el trabajo forzado al que sometieron los colonizadores a miles de personas sustraídas de África. Por supuesto no sin resistencia por parte del pueblo africano y su descendencia en América.

Entre los años 1795 y 1848, muchos levantamientos tuvieron lugar dentro de la isla. Los esclavos de Puerto Rico expresaban colectivamente su repudio al sistema de esclavitud y confrontaban a sus amos directamente o, se fugaban de la hacienda. Unas de las conspiraciones más famosas es la de Ponce en 1841 y la de Toa Baja dos años más tarde en 1843.

La primera, encabezada por Jaime Bangua y Manuel fue la que más desafió la seguridad militar de la Isla, y la segunda llevada a cabo por esclavos del grupo longoba, fue la única en la historia que tuvo éxito.  Pero desde varias décadas antes, diversas resistencias habían surgido inspirando estás. Entre ellas, dentro de la historia puertorriqueña, es muy significativa la conspiración esclava de 1812.  Una insurgencia que, estuvo cerca de lograr la libertad de los y las esclavas en Puerto Rico sesenta años antes de la abolición de la esclavitud.

Anuncio

¿Qué pasó en la Conspiración esclavista de 1812?

Era enero de 1812 cuando en el puerto de San Juan, atracó El Cazador. En ese momento, en Europa se enfrentaban el ejército de Napoleón y de España. Lo cual había dejado en serios problemas económicos a la corona española. Así que El Cazador, había atravesado el océano atlántico para recaudar una contribución extraordinaria para sufragar la campaña contra el ejército imperial napoleónico.

Lo que no esperaban los colonos de Puerto Rico era que la llegada de esa embarcación desencadenara una conspiración negra que, por poco, logra la liberación de las personas esclavizadas de la Isla.

En este barco viajaban el carpintero Benito y los hermanos Francisco y Antonio Nobo, esclavos de un almirante español. Al tocar puerto en Puerto Rico, los tres aprovecharon para huir del barco. Además, comenzaron a correr el rumor de que las cortes de Cáliz habían abolido recientemente la esclavitud. Sin embargo, los tres venían de haber estado en la Península Ibérica y, por tanto, sabían perfectamente que las Cortes de Cádiz habían rechazado la abolición. Aun así, lograron convencer a muchas personas, al grado que las tensiones subían día con día.

En esos días, la madre del primer vicepresidente de las cortes de Cádiz, Ramón Power y Giralt, recibía una carta de su hijo. Quien había seguido de cerca el debate de las Cortes sobre la abolición de la esclavitud. En ese momento la corriente abolicionista parecía ser fuerte, por lo que el miedo a los esclavos por parte de los colonizadores crecía. Ramón, creyó que la presión de los abolicionistas lograría hacer ilegal la esclavitud en la corte de Cádiz. Escribió una carta a su madre, Josefa Giralt y Power, para prevenirla. En ella le insistía que fuera ella la primera en liberar a los esclavos de la hacienda familiar cuando se anunciaran las sanciones a la esclavitud.

Anuncio

Sin embargo, esta carta había sido escrita en 1811 y las suposiciones de Ramón, habían resultado incorrectas. La distancia entre Puerto Rico y la península, junto con el asedio de Francia, había retrasado la entrega de la carta por más de un año. Doña Josefa Giralt leyó la carta de su hijo en voz alta, en presencia de dos de sus esclavos, de nombre Francisco y Fermín. Josefa, sin conocer la resolución de las cortes de Cádiz, recibió la noticia rompiendo en llanto y deshaciéndose de la carta. Sin embargo Fermín y Francisco, habían escuchado.

Como en la Isla ya había rumores que decían que la abolición de la esclavitud había sido aprobada, algunas de las personas esclavizadas por Doña Josefa, huyeron. También comenzaron a expandir la noticia en las plantaciones vecinas, añadiendo que el gobierno colonial se había negado a publicar aquella medida. Temeroso de que los blancos de la isla perdiesen su posición preeminente frente a la numerosa población de color, y de que la abolición arruinase las plantaciones puertorriqueñas.

Lograron una gran agitación entre las personas esclavizadas. El enojo de los esclavos ante la supuesta negación por parte de los blancos crecía y alentaba a más personas a buscar la libertad. Incluso por medio de la fuerza sí era necesario. Comenzaron a organizarse reuniones para planear un golpe contra los colonizadores y conseguir la libertad.

La organización de los esclavos había logrado expandirse lo suficiente para considerar una posible victoria. Aprovechando días como Navidad y el día de Reyes, en las que se preparaban las celebraciones religiosas, los esclavos lograron conspirar en contra de sus amos sin que estos sospecharan. Consiguiendo esparcir el movimiento que comenzó en la capital hacía el resto de los territorios de la isla.

Anuncio

Todo parecía estar listo, cuando un día el ejército detuvo a todos los conspiradores. Torturando y castigando a la mayoría, lo cual frustró el intento de liberación de los esclavos. Se dice, que entre los esclavos alguien había delatado el plan a el regidor y delató que los negros de la ciudad andaban de noche en corrinchos, y asegurando que la libertad de los esclavos se había publicado por bando. No se sabe con precisión la forma o la motivación para que esta persona delatará a su pueblo. Pero sí es conocido que los colonos, que ya se habían dado cuenta de la importancia de conocer los recursos de los esclavos. Habían implementado algunos métodos para forzar a ciertas personas a dar información.

La conspiración de 1812 no tuvo éxito, pero fue una de las resistencias a la esclavitud en Puerto Rico, que marcaron un precedente en la lucha por la abolición de la esclavitud, y de la liberación de los pueblos de Puerto Rico.

Deja un comentario

Anuncios

Traducir Página

Recientes