Icppr ad Icppr ad Icppr ad
Anuncio

Realizan encuentro comunitario en Buen Consejo en Río Piedras

Buen Consejo

Suscríbase gratis a nuestra página

Tiempo de lectura: 6 minutos

Foto: Idali Torres de la comunidad de Jaguas Marrueño; Jossie Irizarry de la comunidad Guaraguao; Damarile Castro de la comunidad La Esperanza; e Ivonne Castillo de la comunidad Buen Consejo

 

Cinco comunidades de áreas colindantes a las reservas y áreas naturales protegidas de Para la Naturaleza participaron la semana pasada de un encuentro con el propósito de fortalecer lazos y que las organizaciones comunitarias participantes conozcan los proyectos de otros grupos, con el efecto de intercambiar experiencias y aprendizajes.

Como parte del proyecto de Acción Comunitaria con Para la Naturaleza (proyecto AComPAÑA), la comunidad Buen Consejo, de Río Piedras, fue la sede del encuentro en el que participaron las comunidades Tortugo, en San Juan; La Esperanza, de Manatí y Jaguas-Marueño y Guaraguao, de Ponce.

El proyecto AComPAÑA, que nació luego de los huracanes Irma y María, tiene como objetivo facilitar procesos de empoderamiento comunitario para atender situaciones que las comunidades estén experimentando, a través de procesos participativos donde adquieren herramientas necesarias para organizarse y gestionar sus proyectos de manera sustentable.

Anuncio

“Es un caminar y acompañamiento de cada comunidad donde nos conocemos mutuamente. Los ecosistemas y los humanos compartimos los mismos espacios y con todos los retos que enfrentamos debido al cambio climático, es crucial seguir fortaleciendo todo el tejido social, tanto para la conservación de la naturaleza, como para nosotros como humanidad. Cada comunidad es diferente, hay comunidades costeras y urbanas con realidades diversas; sin embargo, todas pueden beneficiarse de las acciones que ha generado cada una”, comentó Astrid D. Maldonado De Jesús, Coordinadora de Voluntarios y Relaciones Comunitarias de Para la Naturaleza.

Entre las acciones que Para la Naturaleza respalda en su colaboración y acompañamiento con las comunidades se destacan los huertos comunitarios y más de treinta centros comunitarios resilientes, que la organización ha ayudado a equipar con placas solares y sistemas de captación de agua de lluvia para mayor resiliencia en caso de una emergencia. Los esfuerzos del acompañamiento se ajustan a las necesidades de cada comunidad.

 

Buen Consejo
Astrid Maldonado, Coordinadora de Voluntarios y Relaciones Comunitarias de Para la Naturaleza.

 

Logros y retos comunitarios

“Teníamos muchos años pensando cómo organizarnos como líderes comunitarios, teníamos varios líderes en diferentes sectores, pero no teníamos idea de cómo llevar una agenda de trabajo en conjunto y unir esfuerzos. Hace dos años, Karina Rodríguez, de Para la Naturaleza, llegó a nosotros, nos ayudó y nos enseñó cómo trabajar unidos y de ahí en adelante todo fluyó”.

“Nos pusimos a andar, limpiamos el área, arreglamos los puentes y pintamos una bandera de Puerto Rico. Pudimos llegar a donde el alcalde y hoy día tenemos comunicación directa, gracias a las destrezas que desarrollamos y gracias a la ayuda de Para la Naturaleza. Aunque falta mucho, seguimos trabajando fuerte para recuperar nuestros espacios. Cada vez que salimos a trabajar en la comunidad se unen más personas”, comentó Edwin Figueroa, líder comunitario de Buen Consejo, Río Piedras, comunidad colindante con el Área Natural Protegida Antiguo Acueducto del Río Piedras.

Anuncio

Por su parte, Idabel Torres Rivera, quien por más de 50 años ha sido residente de Marueño-Jaguas, comunidad aledaña al Área Natural Protegida Hacienda Buena Vista, en Ponce, mencionó que, “la comunidad colinda con el río Pastillo que llega hasta las Delicias. Aquí ubica nuestro centro comunitario equipado con placas solares y sistema de recolección y filtración de agua de lluvia.

Los planes que tenemos es el arreglo de la verja del centro, el alumbrado y la cancha de baloncesto con sus tableros. Muchas veces viene el desánimo, sin embargo, cuando miras la comunidad y tienes el deseo de que tenga lo necesario para estar bien, sigues adelante. Hemos tenido mucho respaldo de muchas organizaciones aliadas que nos ayudan para poder lograr nuestros objetivos. Nosotros tenemos la fuerza para salir adelante como comunidad”.

 

“Hombres y mujeres valientes que nos apoderamos de nuestras comunidades”

De manera similar, la lideresa de la comunidad Tortugo en San Juan, Ivette Rosario, añadió, “hay muchas comunidades que estamos en la misma lucha, somos hombres y mujeres valientes que nos apoderamos de nuestras comunidades. Tortugo es una comunidad de San Juan donde tenemos 3,169 habitantes. Somos vecinos de Guaynabo y Cupey. Ha sido un trabajo arduo, pero con firmeza 8 mujeres valientes se levantaron para trabajar con la comunidad”.

“Tenemos asesores legales, ingenieros y contables dentro de la comunidad. Es importante estar bien organizados y ahora somos una organización sin fines de lucro que trabajamos para que nos asignen fondos. Hemos ganado alrededor de 300 mil dólares en propuestas para atender situaciones de desastres. De esta manera hemos conseguido restaurar la comunidad y servir a comunidades adyacentes.  Ahora estamos trabajando para rescatar y restaurar el puente histórico Norzagaray (1855). Para convertirlo en un atractivo turístico y aportar al aspecto socioeconómico de la comunidad. Para la Naturaleza nos está ayudando a hacer un censo de especies que viven en el río para presentarla dentro de la propuesta de restauración”.

 

 

Buen Consejo
Encuentro intercomunitario de AComPAÑA en la comunidad Buen Consejo en Río Piedras.

 

Por otro lado, Jossie Irizarry, de la comunidad Guaraguao, en Ponce, contó en tono jocoso:

“Alcaldesa del barrio, me dicen, porque todo lo trato de hacer y no tengo título. Luego de 10 meses sin electricidad, después del huracán María se nos ocurrió hacer un grupo para que nos regresaran el servicio eléctrico. Decidimos entonces crear la primera Cooperativa Eléctrica de Guaraguao, abrimos una página de Facebook, hicimos reclamos y en una semana ya teníamos servicio”.

“Esto nos animó a continuar ya que nos tenían abandonados. Nosotros solos, con fondos privados, hemos inaugurado el primer consultorio médico de altura. Ofrecemos servicios básicos y cirugías menores, gracias a un doctor que brinda servicios gratuitos a la comunidad. Adoptamos una escuela e hicimos un comedor comunitario, tenemos talleres, ferias de salud y otras actividades. Pronto tendremos el festival del niño y actividades para personas de la tercera edad. También la escuela rescatada se habilitó como centro de refugio para casos de emergencia”.

Este relato por parte de la lideresa ponceña recibió un fuerte aplauso de la concurrencia en el encuentro.

Anuncio

Mientras, Damariline Castro Sánchez, lideresa de la comunidad La Esperanza en Manatí, colindante con la reserva natural del mismo nombre, compartió que:

“Ha sido una experiencia muy linda compartir con el proyecto AComPAÑA. Tenemos comunicación directa con la comunidad, con Para la Naturaleza y con el alcalde. La comunidad lleva un proyecto de reciclaje, limpieza y control de basura en el área de la playa. Hacemos orientaciones a los visitantes para el cuido de áreas naturales. El proyecto AComPAÑA ha sido excelente para nosotros porque todos hablamos el mismo idioma y nos reunimos mensualmente para identificar problemas y proyectos comunitarios”.

Durante la actividad se realizaron dinámicas de integración comunitaria, donde cada comunidad compartió sus experiencias y retos así como un almuerzo entre amigos. Culminando con una caminata a cargo de líderes comunitarios por las áreas de los proyectos trabajados y que continúan llevándose a cabo en la comunidad riopedrense de Buen Consejo.

Comments 1

  1. Avatar José F Maldonado Moll says:

    ¡Están haciendo Patria!

Deja un comentario

Anuncios

Traducir Página

Recientes