Icppr ad Icppr ad Icppr ad
Anuncio

|

¡Sopla Bairoa!: legado musical de Florencio Morales Ramos “Ramito”

Florencio Morales Ramos

Suscríbase gratis a nuestra página

Tiempo de lectura: 4 minutos
Florencio Morales Ramos “Ramito”. Imágenes cortesía de William Cumpiano. The Puerto Rican Cuatro Project.

 

En 1940, el cantante de música campesina Florencio Morales Ramos “Ramito” popularizó la frase “¡Sopla Bairoa!”, la cual cobró vigencia en los partidos de pelota de los Criollos de Caguas durante la década del 1980

 

Desde su infancia, Florencio Morales Ramos “Ramito” estuvo rodeado por la música campesina no solo gracias a sus padres, sino también por la alta concentración de cantantes trovadores en Caguas, ciudad a la que se conoce como “Cuna de los Trovadores”. Ya desde sus ocho años, “Ramito” cantaba sus primeros versos jíbaros y a los 13, improvisaba “promesas” inspiradas en esta tradición puertorriqueña que ofrece rosarios cantados.

Los padres de Florencio Morales Ramos -nacido en el Barrio Bairoa de Caguas el 5 de septiembre de 1915- se llamaban Juan Morales Díaz y Leonarda Ramos Lozada. Leonarda fue una importante figura en el desarrollo de Ramito. Ya que le sirvió de influencia e inspiración, no solamente en la trova, sino en la vida misma. En una época en la que era muy importante respetar las normas sociales. Su madre le inculca esos valores y la importancia de ser responsable y trabajador.

Anuncio

Esta inclinación hacia la música de Ramito le llegó en parte, por la vena musical de Doña Leonarda, quien cantaba e improvisaba décimas mientras realizaba sus labores del hogar y en la finca. Además, el abuelo materno de Ramito, Don Zoilo Ramos era ministro de una iglesia pequeña en Bairoa y le exigía a su familia que participaran en los servicios de la iglesia, lo que llevó a Doña Leonarda a cantar rosarios y aguinaldos religiosos en su hogar.

Florencio Morales Ramos

Los inicios en el mundo del disco de Florencio Morales Ramos fueron en 1932, cuando contaba con 17 años. En esa época, en la estación radial WKAQ se podía escuchar la música campesina. En ese mismo año, el maestro del cuatro Don Ladislao “Ladí” Martínez grababa sus primeras piezas con el Grupo Aurora. Entre estas, se encuentra el tema El Seis del Dorao. En la que Claudio Ferrer y Juan Cotto cantaban unas décimas alegres al son del cuatro innovador del Maestro Ladí.

Fue por medio de un concurso de trovadores -celebrado en Caguas- que Ramito ganó lo que lo lanza al mundo de la trova. Tras ganar esa competencia, se presentó en el programa Tribuna del Arte con Don Rafael Quiñones Vidal. En este programa se promovían artistas puertorriqueños. También, el señor Quiñones Vidal acostumbraba a ponerle apodos a artistas novatos, los cuales permanecían con ellos durante sus carreras artísticas. Aunque no hay conocimiento sobre la fecha exacta en que Ramito visitó el programa de Don Rafael Quiñones Vidal, se ha indicado que fue a mediados de la década del 30.

El moderador de este popular programa de la época quedó muy impresionado por la voz de este joven trovador, a quien le preguntó si tenía algún nombre artístico o si quería que se lo pusiera él. Florencio le contestó que le pusiera un nombre que honrara a su madre Leonarda. Entonces, Don Quiñones Vidal lo nombra Ramito siguiendo el hilo de su apellido materno, Ramos. Es así como surge el nombre “Ramito, el Cantor de la Montaña.”

 

Florencio Morales Ramos
Don Rafael Quiñones Vidal.

 

A finales de la década del 1930, “Ramito” grabó su primer disco titulado Estrellas de Oriente. Compuesta por cuatro canciones para el sello multinacional RCA Víctor y grabada con el Conjunto Típico Ladí. Sus décimas se popularizaron en el Caribe, Latinoamérica y estados con población latina como Nueva York, Chicago, California y Hawai.

En 1940, el cantante de música campesina Florencio Morales Ramos popularizó la frase “¡Sopla Bairoa!”. La que cobró vigencia en los partidos de pelota de los Criollos de Caguas durante la década del 1980.  Gracias a sus improvisaciones relacionadas al tema de la guerra en Corea a finales de los años 40 y principios del 50, Ramito ganó amplia popularidad. El cantante vivió en Nueva York entre 1960 hasta 1972 donde realizó presentaciones artísticas. Ramito grabó más de 150 discos de larga duración. En agosto de 1982, se le rindió un homenaje en el Coliseo Roberto Clemente, con la presencia de alrededor de 3,000 personas.

Florencio Morales Ramos

El galope cayeyano, Una mujer en mi vida y Eliminación de feos, fueron algunas de sus canciones más famosas. Años más tarde, grupos musicales como El Gran Combo y Kaos cantaron algunas de estas canciones en sus respectivos géneros. El salsero puertorriqueño Willie Colón, tituló una de sus producciones Honra y cultura, inspirado en el tema de Florencio Morales Ramos “Ramito” del mismo nombre. Igualmente, Lucecita Benítez grabó Las cadenas, tema inspirado en los cantos jíbaros. Ramito fue un cantante cuyo amor por la música campesina logró rescatar temas y ritmos populares de nuestra música que estaban escondidos, como fueron varios estilos de aguinaldos. Falleció en Salinas, el 23 de enero de 1990.

Comments 2

  1. Avatar David A. Bracer-Negron says:

    La frase “Sopla Bairoa!’ se hace famosa en los 1970s, la popularizo. Ernestito Diaz Gonzalez cuando fue narrador de los Criollos.

  2. Avatar William Cumpiano says:

    La mejor presentación en vivo de Ramito grabado en video se encuentra aquí: https://youtu.be/dNycvY1KM_0

Deja un comentario

Anuncios

Traducir Página

Recientes