Himno de Puerto Rico

Icppr ad Icppr ad Icppr ad
Anuncio

Alice Felici: apuntes sobre una gran soprano puertorriqueña

Tiempo de lectura: 6 minutos

Foto: Alice Felici (1911). Cortesia Ricardo Olivencia.

Por Néstor Murray-Irizarry, historiador

www.casapaolipr.com

«Muy pocas veces, a mis 76 años, me he sentido apenado por no poder escribir un libro sobre una de nuestras artistas, y de más renombre internacional: Alice Felici Chevalier. Se me ha hecho muy difícil su estudio e investigación. Nuestros recursos son muy limitados y el tiempo de ocio invertido ha sido muy limitado»

Alice Felici fue de las primeras sopranos puertorriqueñas que fueron invitadas a cantar con los artistas más exitosos y emblemáticos de su época. Es muy difícil encontrar una soprano de su generación, que en esa época, le ofreció a Europa una maravillosa muestra del talento artístico puertorriqueño. Que estas notas sirvan de inspiración a algunos jóvenes que deseen continuar con la tarea, de no permitir que nuestros valores se depositen en el cementerio del olvido.

 Alicia Margarita Amelia Felici Chevalier, conocida artísticamente como Alice Felici, fue una de las más destacadas sopranos de su generación y de las más olvidadas en nuestra historia musical. De hermosa figura y voz, su elegancia la llevó en 1907 a ser candidata a Reina del Carnaval del Casino Español de Ponce. Era hija de Domingo Henry Felici-Pieretti y de una dama ponceña, Alicia Chevalier–Chardón. La fecha de nacimiento y de fallecimiento están en proceso de investigación. De lo que no existe duda es que su cuna fue Ponce. Alice fue la segunda hija, de seis hermanos: Matilde, Alice, Palmira, Jorge, Enrique y Elena.

Anuncio

Su familia Felici-Chevalier fue de gran prestigio en la alta sociedad de Puerto Rico, particularmente en La Perla del Sur. Su padre, apoyado por el capital francés, fue un destacado propietario, comerciante y agricultor emigrante de Córcega y uno de los principales accionistas de la histórica institución financiera Crédito y Ahorro Ponceño; líder indiscutible en 1903, de la Cámara de Comercio del país, miembro destacado del Casino Español de Ponce; fue Vicecónsul de Bélgica en Ponce. Murió en 1907.

Su tío materno Enrique, tuvo una gran fábrica de coches en 1884; era agricultor; fue en 1899 electo Concejal y luego Alcalde de Ponce por el Partido Republicano (1900-1904); Marshall de la Corte del Distrito de Ponce y su residencia estaba ubicada en 1893, frente a la Plaza Las Delicias de Ponce. Su tía materna, Matilde casó en 1907 con Antonio Otero Arce, uno de los propietarios del Bazar Otero, conocido por sus grandes aportaciones a la cultura musical de Puerto Rico. Su hermano Enrique Felici fue propietario y militar, y su hermana Palmira Felici también era cantante, que se casó con A. Miramón y abandonó esa carrera.

 

Alice Felici
Familia Chevalier.

 

Ambas familias celebraban bailes y bodas de sus hijos en su propia residencia. Eran muy dados a las fiestas y durante los famosos carnavales de Ponce (1903), y en fechas importantes para la Ciudad, ofrecían a sus amigos fabulosos bailes que duraban hasta la madrugada.

Amalia Paoli, mezzosoprano boricua, organizó en 1907, en el Teatro La Perla de Ponce un festival artístico. Ella acostumbraba a invitar al mejor talento de la Ciudad. En esa ocasión invitó a cantar a Alice y a su hermana Palmira: “El evento empezó con un trío de la ópera cómica, El Matrimonio secreto de Cimarosa, e incluyó en la primera parte del programa, a las hermanas Alice y Palmira Felici y a Amalia Paoli. Este trío recibió muchos aplausos. […] Alice Felici hizo una Micaela (personaje de la ópera Carmen de Bizet) digna de la obra.

Alice ingresó en las primeras décadas de 1900 en el Conservatorio de Música de París. Recibió, junto a Margarita Callejo, en 1912 y 1913, una subvención económica de la Cámara de Delegados, para proseguir sus estudios en esa prestigiosa institución.

Anuncio

Felici fue muy querida y aplaudida en y fuera de su país. En 1911 el respetable Club de Damas de San Juan organizó un hermoso festival artístico en beneficio de Alice Felici, distinguida alumna del Conservatorio de Música de París, en donde al participar en un concurso de canto, logró un accésit o reconocimiento (recompensa) especial por su interpretación de un aria de una ópera. Para esa ocasión el Ayuntamiento de San Juan cedió graciosamente el Teatro Municipal. Esa noche Alice cantó la Plegaria del segundo acto de la ópera Tosca; un aria de la ópera La Traviata y la suite del segundo acto de la ópera Madame Butterfly de Puccini.

En 1913 Alice cantó en el Teatro Municipal de San Juan. El cronista escribió sobre la actuación de nuestra soprano: “Alice Felici que será pronto una artista aclamada de todos los públicos, dio anoche, su anunciado concierto en el Municipal. No hay que decir como toda nuestra sociedad acudió al teatro para aplaudir a la gentil Alice, para premiar lo que ya hay en ella de artista exquisita.  Los que la oyeron el pasado año y la volvieron a escuchar este año, dicen que se advierte en la futura prima donna un evidente progreso de escuela, que permite presentir lo que será Alice dentro de varios años.

 

En el aria de la ópera Rigoletto, en la canción Española, en el aria de la ópera La Traviata y en el dúo del tercer acto de Pescadores de Perlas, fue ovacionada. Sus admiradores, varias veces cubrieron de flores el proscenio y al finalizar el concierto, mientras el público aplaudió delirantemente, soltaron muchas palomas y dejaron caer sobre la artista una lluvia de flores.

La señorita Felici tuvo una noche triunfal. La figura culminante era ella, pero también se destacaron otros artistas participantes: las pianistas Alicia Sicardó y Genoveva de Arteaga.  En 1915 la invitaron a cantar su especial interpretación de la plegaria de la ópera Tosca en la apertura del Asilo de Huérfanos de Ponce.

Cuando estuvo en Europa tuvo importantes presentaciones particularmente en España y Francia. En 1924, ya bastante conocida en el ambiente operístico europeo; participó en una gran fiesta musical española en el anfiteatro de la Sorbona en París y ante una concurrencia de más de mil personas. La parte del canto estuvo a cargo de la eminente tiple española, Alice Felici.

Fue acompañada al piano por el valioso pianista, compositor y musicólogo cubano de origen español, Joaquín Nin,; además quien interpretó al piano composiciones de Pablo Esteve- Grimau, Joaquín Turina, Isaac Alberniz y Manuel de Falla. Ese mismo año la invitaron en Madrid a formar parte del elenco de un concierto con una orquesta de 60 prominentes músicos dirigidos por el famoso pianista francés, director de orquesta, musicólogo, y posterior profesor del Conservatorio de Música de París, Emile Georges Armand Ferte, quienes acompañaron a la soprano Alice Felici y al violinista M.A. Asseln, en un concierto en el casino de Dieppe, Francia, en 1925.

Participó en 1928 en el concierto »Les Amis des Arts “en París junto a los artistas: la violonchelista franco-italiana, violista y musicoterapeuta pionera, discípula de Pablo Casals y del Conservatorio de Música de Paris, Juliette Louise Alvin; además de los renombrados cuartetos de Romuald Vandelle y de Albert Zimmer; y del famoso virtuoso del violín y profesor del Conservatorio de Música de Paris, Rene Benedetti. Felici estableció su residencia permanente en Francia en 1930 pero viajaba en ocasiones a Puerto Rico.

Comments 1

  1. Avatar Jose Luis Rodriguez says:

    La foto es la de Margarita Callejo, hija de Fernando Callejo Ferrer.

Deja un comentario

Anuncios

Traducir Página

Recientes

Suscríbase gratis a nuestra página

Activar notificaciones Aceptar Cancelar