Icppr ad Icppr ad Icppr ad
Anuncio

San Juan y el poeta José Gualberto Padilla “El Caribe”: origen del apellido Padilla

José Gualberto Padilla

Suscríbase gratis a nuestra página

Tiempo de lectura: 8 minutos

El médico y poeta puertorriqueño José Gualberto Padilla conocido por el seudónimo «El Caribe», nació el 12 de julio de 1829 en una casa en la calle que hoy se llama O’Donnell, frente a la Plaza de Colón.  El poeta puertorriqueño Manuel Fernández Juncos describe en el Prólogo del libro de Padilla En el Combate (1969), que “La casa estaba situada hacia la mitad del trozo de calle que unía por aquel sitio las de Fortaleza y San Francisco”.

El doctor José Gualberto Padilla fue uno de los poetas “más ingeniosos, más valientes y más castizamente castellanos que ha producido este país”, añade Fernández Juncos en su conferencia dominical dada en la Biblioteca Insular de Puerto Rico, el 30 de noviembre de 1913.  “El Caribe no se presenta como el Quevedo portorriqueño, sino como el primer poeta satírico de América Latina”, según revela el escritor y periodista Mariano Abril, el 13 de mayo de 1914 en La Democracia.

A pesar del reconocimiento tan importante en nuestra cultura e historia, el lugar de origen del apellido Padilla ha sido un misterio hasta ahora. La historia tiene la habilidad de regresar al presente cuando la memoria recuerda. En un trabajo estilo de Sherlock Holmes, y como geneáloga aficionada, pasaba el tiempo leyendo página por página las innumerables actas que se encuentran en los libros parroquiales de San Juan.

El archivo contiene las Actas de Bautismo, Matrimonio y Defunción oficiadas en la Iglesia Catedral de Nuestra Señora de los Remedios, entre los siglos XVIII y XIX.  Encontré la primera pista del apellido Padilla en el Acta de Defunción de Manuel Padilla Vida, abuelo de José G. Padilla El Caribe.

Anuncio

El acta identifica a la Villa de Suero, del Reino de Granada, en España, como el lugar de origen de los ancestros de “El Caribe”:

“A los beinte y siete días del mes Diciembre de mil ochoc. dies y siete fue sepultado en el Cem.o. de. María Magd.a de Pazzis in litore, de esta m. N. y L. ciudad de San Juan Bta. de Puerto Rico, el cuerpo difto. de Dn. Manuel Padilla, natural de la Villa de Suero, Reyno de Granada, hijo legmo. de Dn. Baltazar y de Da. Anton. A de Vida: casado que fue con Da. Ysabel de Cordova y de sesenta y quatro a.s de edad”.

 Por años, en una calle sin salida, buscaba una villa de fantasía que no existía. Tal vez, un misterio de cartografía, como buscar el lugar de la Fuente de la Juventud en un mapa.  Posiblemente, fue toda una consecuencia de la ortografía del cura, error del informante, o ambas variables; como solía suceder en muchas de las actas de aquellos tiempos.  La segunda pista de salida me la dio un historiador puertorriqueño de mucha reputación. Cuando examinó el Acta de Defunción de Manuel Padilla comentó que donde parecía decir Suero podría querer decir Lucena. Al menos ahora aparecía el nombre de Lucena, una villa del Reino de Andalucía, en el mapa de España.

 

José Gualberto Padilla
Manuel Padilla Dávila.

 

Continuando el rastro, recibo la contestación de Francisco Escudero, Archivero del Archivo Histórico de San Mateo, el más antiguo de Lucena.  Me dice lo siguiente: “Las partidas no se encuentran en Lucena y sobre la villa de Suero de Granada siento tener que decirle que el pueblo de Zuheros está en la provincia de Córdova cerca de Lucena y la Parroquia se llama Los Remedios. Intentaré hablar con el párroco y miraré a ver si me puede buscar la partida de Antonia de bautismo y de su casamiento con Baltasar”.

Al identificar correctamente a Zuheros como el lugar de origen, Francisco Escudero me envía la grata noticia, de que finalmente encontraron la Partida Bautismal. La generosidad de Don Paco se extiende cuando me pone en contacto con el Cronista Oficial de Zuheros, Francisco Priego Arrebola para poder obtener una fotocopia del Acta Bautismal de Manuel Padilla Vida.

La búsqueda en el archivo parroquial de la iglesia de Zuheros se dilata nuevamente porque según Priego Arrebola, “el cura de Zuheros como también es párroco de Dña Mencia sólo viene a Zuheros dos días en semana a decir misa y hay que cazarlo al vuelo, pues en media hora en que despacha la misa me deja que tratee en el archivo”.

Anuncio

Transcurrido el tiempo, que parece lento, llega la respuesta, tarde pero segura, de Don Priego Arrebola, al enviarme la fotocopia del Acta Bautismal de Manuel Padilla:

“Sebastián Manuel hijo lexitimo de Balthasar Padillo y de Antonia de Vida su mujer. Nació el 28 de enero de 1753 siendo sus padres naturales de la Villa de Doña Mencia. Nieto paterno de Fco. Padillo y de Da. Josefa Borrallo y materno de Fco. De Tapia y de Isabel de Vida actuales vecinos de Dña Mencia (Fecha de cuando se hace el asiento). Fue su compadre Manuel de Arévalo y testigos Felipe Franco, Solano del Castillo y Juan de Mata del Castillo (sacristán y acólito).  Lo bautiza D. Narciso Tomás Romero Sevillano, Vicario de la Villa de Zuheros”.      

Etiqueta del ron El Caribe, con imagen de José Gualberto Padilla (Suministrada)

Observando las variaciones y uso del apellido Padillo por Padilla, Don Priego Arrebola responde que el “apellido Padillo aún es muy usual en Zuheros, mientras que Padilla no lo es en absoluto.  El apellido Vida viene a Zuheros desde la Villa de Luque por un administrador del Conde de Luque que es Señor también de Zuheros. Este viene a Zuheros y se asienta en la localidad originando varias ramas de este apellido. Los apellidos Tapia y Borrallo son como pone la partida de Sebastián de origen menciano, o sea del pueblo próximo de Dña. Mencia, aunque existe alguna familia emparentada en Zuheros. Era frecuente casar con mujeres o hombres de localidades próximas”.

Es notable la variación del apellido Padillo que se conoce por Padilla en Puerto Rico. Tal vez iniciada como una variación ortográfica.

Trina Padilla de Sanz “La Hija del Caribe”, junto al cuadro de su padre José Gualberto Padilla, pintado por Francisco Oller.

Manuel Padilla Vida, zuhereño de nacimiento, fue bautizado en la Iglesia de Nuestra Señora de los Remedios, centro vital de la vida en Zuheros.  La pequeña villa de Zuheros fue fundada por los árabes en el siglo IX. En su origen, Zuheros era un “centro fortificado”, dominado por un escarpe rocoso y su viejo castillo árabe. Extendía su mirada a la villa en donde sentaba la Iglesia y las decenas de casas de sus habitantes.

Una ciudad comparable con la amurallada ciudad de San Juan del siglo XVIII, su Castillo del Morro, y desde su promontorio al rellano de la ciudad, recortando la Catedral, con el mismo nombre de la patrona de la villa de Zuheros, Nuestra Señora de los Remedios.

La villa de Zuheros mostraba una estampa de casas, calles angostas y empinadas, cuestas arriba y abajo, callejones sin salida o adarves y rincones secretos que era todo armonía con la belleza natural del campo zuhereño.

Comparaba con San Juan, pero con el aroma del mar caribeño. La familia de Manuel Padilla y la mayoría de los zuhereños dependía económicamente del cultivo de la tierra y de la crianza y desarrollo del ganado.  Esas lecciones que aprende bajo el cielo zuhereño son el marco formativo del joven Manuel Padilla y la herencia que dejaría a su progenie, de amante padre, proveedor generoso, de profundo fervor cristiano y el refugio de su familia.

Anuncio

epochLos progenitores de José G. Padilla incluyen a sus tatarabuelos paternos: Francisco Padilla (n. c. 1708) y María Josefa Borrallo (n. c. 1712); y a los maternos, Francisco de la Sierra Vida e Isabel de Vida, ambos vecinos de Doña Mencia en Córdova, España.  La generación prosigue con sus bisabuelos, Baltazar Padilla (n. c. 1730) y Antonia de Vida (n. c. 1733), oriundos también del Reyno de Andalucía.

Los abuelos por línea paterna de El Caribe: Manuel Padilla e Isabel de Córdova, tuvieron siete hijos todos nacidos en San Juan.  Uno de ellos, José María Padilla Córdova casó con Trinidad Alfonso Ramírez, los padres del poeta José Gualberto Padilla.  Esta rama que entrelaza raíces de Andalucía, con las Canarias, emigra al continente americano, a Venezuela, y finalmente se asienta en San Juan, Puerto Rico, la Antilla caribeña en donde florece la semilla del apellido Padilla Alfonso.

Trina y su influencia
Trina Padilla Otero «La Hija del Caribe».

Manuel Padilla Vida llega a Puerto Rico zarpando de España en busca de oportunidades económicas y de sueños. El joven Padilla Vida recibe la educación primaria en el seno familiar de su pueblo andaluz, en donde desarrolla conciencia de su tierra zuhereña y menciana, del cultivo agroganadero, y del culto en la religión Católica.  Inteligente, lleno de iniciativa y determinación, adquiere las destrezas que le servirán más tarde para iniciar su trabajo y sostener a su familia.

Establecido en San Juan, Manuel Padilla obtuvo la contrata de abastecer de carnes a San Juan, a principios del siglo XIX.  Conocedor de comercio y negocios, Padilla extendió su servicio combinando el abastecimiento de carnes con la limpieza. El reconocido historiador Lidio Cruz Monclova (1975) lo describió como el primer contratista del servicio de limpieza de San Juan en 1812.

La descendencia de Manuel Padilla Vida (1853-1817) en San Juan de Puerto Rico es notable por los hijos e hijas que dieron honor a nuestro patrimonio puertorriqueño. Entre las generaciones próximas encontramos aquellos que se destacaron brindando servicios en escribanía, sacerdocio, alcaldía, medicina y arquitectura. De la descendencia de Manuel Padilla Vida brota también el ingenio de la palabra escrita y la nobleza de la lengua castellana en el suelo puertorriqueño.

Destacan la lira: Celedonio Luis Nebot Padilla, primer dramaturgo puertorriqueño (1815-1868); José Gualberto Padilla El Caribe, poeta (1829-1896); Manuel Pablo Padilla Dávila, poeta (1847-1898); Julio María Padilla Iguina, poeta/traductor (1859-1912); Trina Padilla Otero La Hija del Caribe, poeta/escritora/pianista (1864-1957); Trinita Sanz Padilla, poeta (1897-1976); Rafael Cestero Padilla, poeta (1900-1973); Yolanda Fernández Sanz, compositora/escritora (1920-2016) y Elsa Tió Fernández,  poeta (1951-).

Por: Yolanda Suárez-Crowe

Tataranieta de José Gualberto Padilla «El Caribe»

 

José Gualberto Padilla
Yolanda Fernández Sanz, compositora/escritora (1920-2016)

 

 

 

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

Deja un comentario

Anuncios