Icppr ad Icppr ad Icppr ad
Anuncio

Un nuevo tótem y colección indígena llegan a Santurce

colección indígena

Suscríbase gratis a nuestra página

Tiempo de lectura: 8 minutos

Un nuevo tótem y colección indígena llegan a Santurce

Fotos por M. Del Valle.

En pleno corazón de Santurce, hay un tesoro escondido que guarda enorme historia, arte, cultura y una colección indígena. Un centro cultural que conserva elementos que son parte importante de las raíces puertorriqueñas: la taina y la afrodescendiente. Casa Sofía, ubicada en la calle Canals -anteriormente llamada calle Los Flamboyanes-, nos abrió las puertas para conversar con América Sorrentino, quien ha permanecido en este hogar desde su juventud, y con quien conversó con este medio. América recuerda que sus padres se enamoraron de esta casa, cuando llegaron de Cabo Rojo.

Cuando América y sus padres llegaron a este vecindario, confrontaron un poco de dificultades en adaptarse al nuevo estilo de vida de la ciudad “porque yo vengo de un arrabal de Cabo Rojo que se llama La Pileta. Yo traje mi mascota: una cabrita. Estaban los vecinos escandalizados, eran personas de dinero viejo, gente de abolengo, de mucha estabilidad pero eran personas con gran sensibilidad; nos acogieron como mejor ellos entendían, con nuestras particularidades. Mi cabrita ‘Pepa’ estaba escandalizada ella misma, porque estaba la Plaza del Mercado en la esquina. Ahora la Plaza del Mercado se ha recogido al interior del edificio. Antes era mucho más abierta y toda la apertura era para los quioscos del mercado, para recoger lo que venía del campesinado”.

Anuncio

La casa era todo un jardín, tenían muchas flores, fuentes y animales como güimos, conejos. “Mi mamá se trajo todo su entorno social como ella lo entendía. Los chicos de mi edad estaban fascinados, nunca habían tocado un güimo. Me convertí en la chica más popular”, comento América, quien se graduó de la Escuela Superior Central en Santurce.  Cuando muere su padre en el 1984, su mamá decide retener la casa con mucho sacrificio. Ella tenía su abogado, mientras que América quedo como albacea…. “Yo he seguido tratando de mantener un espacio cultural, porque ella entendía que debíamos hacer el sacrificio para generaciones futuras”.

 

colección indígena
América Sorrentino.

 

A la pregunta del por qué la estructura se llama Casa Sofía, América respondió: “Yo le puse el nombre de mi madre -Sofía Rosalía Sánchez- a esta casa, por el sacrificio que hizo durante sus últimos años. Aunque mi madre llegó hasta octavo grado, tenía unos principios de igualdad liberadores muy fuertes. Ella terminó su escuela superior -años más tarde- aquí en la Labra -hoy, Museo de Arte Contemporáneo- en Santurce. Ella siguió estudiando porque quiso terminar la escuela superior, por lo que nos sentimos orgullosos”.

“Yo trato… no soy una mujer acaudalada, es con mucho sacrificio y con unos seres como Elisa y jóvenes, que dan el alma con su tiempo voluntario para seguir este proyecto cultural. Yo fundé una organización sin fines de lucro, que se llama el Fondo Puertorriqueño de Arte y Cultura”, indicó América sobre todo el amor y sacrificio que hace para mantener en pie y llena de vida esta casa.

Anuncio

Para América Sorrentini, nacida en 1937, los temas del arte y la historia siempre han sido parte medular de la cultura puertorriqueña. Ella viene trabajando en el mundo cultural desde que estudiaba en la Superior Central. Junto a un equipo de personas, formaron una sociedad para rescatar la Casa Georgetti -demolida- que estaba en la avenida Ponce de León, con el propósito de convertirla en un museo. Su padre Benigno Sorrentino, quien fue representante de la Cámara por Cabo Rojo, fue uno de los fundadores de la Casa de España, también entendía la importancia de la lucha cultural.

América participó de muchas luchas a favor de la cultura, como lo fue el debate sobre el nombre del Instituto de Cultura Puertorriqueña y el intento para que Puerto Rico fuese reconocido formalmente en la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés.

colección indígena

“El debate era si llamarlo Instituto de Cultura Puertorriqueña o Instituto Puertorriqueño de Cultura; fue un gran debate. Yo estaba en el bando que tenía que llamarse Instituto de Cultura Puertorriqueña. Esto fue para acercarnos a toda la corriente latinoamericana, de que los pueblos tienen que defender su cultura. Trabajamos muy de cerca con Ricardo Alegría, participamos en la fundación del Centro de Estudios Avanzados de Puerto Rico y del Caribe. En 2007 cuando don Ricardo estaba en sus 80 y pico de años, trató de que el Departamento de Estado de Estados Unidos reconociera el derecho de Puerto Rico a tener representación formal en la UNESCO. El Departamento de Estado nunca accedió a esa petición, ya que el País que tiene la soberanía política de Puerto Rico es los Estados Unidos. Esto ocurrió por presiones políticas”.

Esta situación no la detuvo en su lucha de continuar defendiendo la cultura puertorriqueña: “Yo hice todo mi trabajo organizativo en los Estados Unidos.  Había unas grandes diferencias sobre el arte puertorriqueño. Entendía la importancia que tenía el que nosotros fuéramos parte de la UNESCO, porque a través de eso, se podía proteger la contribución cultural de las raíces puertorriqueñas. Finalmente formalicé el Fondo Puertorriqueño de Arte y Cultura, registrado en Departamento de Estado de Puerto Rico. Hicimos un trabajo enorme”.

Anuncio

¿Cómo surge la colección Taína?

En Casa Sofía, hay una colección de piezas taínas que fueron llegando de una manera muy particular. “Mi familia por el lado materno vino a tener un amor por las raíces taínas nuestras, en virtud que mi abuela era comadrona. Ella era del área de Buyé y cuando no había recursos económicos para pagarle, la gente hacia un trueque, dándole una pieza indígena.  Me siento bendecida porque ella pudo custodiar en lo mejor que pudo esa colección. Sin embargo y por los errores que uno comete, dejé esta casa sola. Yo vivía en Chicago y la casa estuvo sola por muchos años, hasta que el municipio la declaró estorbo público. Aquí vandalizaron la casa, arrancaron hasta los inodoros y vine para acá”.

colección indígena

La Casa Sofia está dividida en diferentes salas (cuartos) con temas de nuestras raíces, como la taína y la afrodescendiente. Y como América misma señala “La casa en sí es una aportación estilo europea… La arquitectura tiene relación bien estrecha con la naturaleza, influencia portuguesa, el medio punto y la argamasa que decidimos conservarla. Tuve una colaboración junto a la artista gráfica de descendencia cubana Zilia Sánchez, quien es una tremenda artista. Ella estuvo aquí a cargo y tuvo su estudio por muchos años. Restituimos las paredes, fue un trabajo enorme con un anafre, había que hacer las ligas, algo muy complicado”.

Anuncio

epoch

El próximo viernes 1 de abril a las 5:00 p.m. Casa Sofía inaugurará el Tótem Canejero pieza escultórica comisionada al artista Uahtibili Baéz por el Fondo Puertorriqueño de Arte y Cultura. Para este acontecimiento tendrán de invitados especiales a miembros de Mashantucket Pequot Tribal Nation. Está escultura medirá unos 16 pies y será enclavada frente a la sede cultural. El Tótem representa y visibiliza la resistencia de nuestras raíces indígenas dentro del espacio urbano Canejero. “Esperamos que sea un testimonio que ayude mucho a la educación, que le sirva de inspiración a las escuelas y que traigan a los niños. Estos proyectos funcionan mucho con calor humano y el esfuerzo que se le da, pero eso mismo es la limitación”, sostuvo América sobre esta actividad.

“Vienen del estado de Connecticut unos indígenas que se llaman Pequot. Ellos se han destacado en el planteamiento de desarrollo económico, ellos tienen el derecho de escoger el desarrollo económico que les permita a ellos a su subsistencia. Ellos ganaron el caso y el Departamento de Estado de Connecticut los reconoció a ellos. Se lanzaron a hacer unas inversiones con los juegos al azar, incursionaron en los casinos y han sido exitosos».

colección indígena

Por su parte Elisa Sánchez Torres, encargada de operaciones de Casa Sofía, explicó que desean convertir la Casa en un centro cultural que incluya exhibiciones de arte y muestras de cine: “La idea es que el primer martes de cada mes poder abrir la Casa Sofia como una galería y a partir de mayo integrar una muestra de cine indígena. Abrir la casa para trabajar el tema del indigenismo».

«Las colecciones son un pretexto para iniciar ese diálogo y coloquio educativo, y que el trabajo voluntario se traduzca en un proceso personal de conocer nuestra cultura y que a su vez, ellos colaboren con el proceso de la casa cultural. Yo quisiera hacer una ficha técnica de cada obra que hay aquí y para eso son los voluntarios. Ellos van a estar investigando, aportando y es una manera de utilizar el arte como proyecto de educación de historia. Por eso la importancia de este espacio”, finalizó.

Para más información puede comunicarse a través del correo electrónico casasofia264@gmail.com. Casa Sofía está localizada en la Calle Canals 266 en Santurce.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

Comments 1

  1. Avatar Jose M Feliciano says:

    Raised and educated in the United States, I am intrigued by the cultural history of Puerto Rico: Thanks to a wonderful group of professional artists «Keepers of Heritage» and Artes PR, co-hosted in Florida by Angel Ivan Rivera the groups leader, I am finding and appreciating my roots: The story of Casa Sofia is a wonderful lesson for all of us all to learn, especially those of us living in the USA. Thank you. Jose M. Feliciano

Deja un comentario

Anuncios