Icppr ad Icppr ad Icppr ad
Anuncio

||

Antonio Martorell en exhibición centrada en trayectoria de René Marqués en UPR Cayey

René Marqués

Suscríbase gratis a nuestra página

Tiempo de lectura: 6 minutos

En la exposición Voz entre tintas: Dibujo y gráfica en torno a la obra de Rene Marqués -en el Museo de Arte Dr. Pío López Martínez del recinto de Cayey de la Universidad de Puerto Rico- el público tiene la oportunidad de ver una selección de trabajos producidos por los artistas visuales que laboraron con el escritor y dramaturgo René Marqués (1919-1979), mientras éste fungía como Jefe de la Sección Editorial de la División de Educación de la Comunidad (DIVEDCO).  En esta división -adscrita al entonces Departamento de Instrucción Pública-, Marqués laboró entre las décadas del 50 y del 70.

 

René Marqués
La Dra. Glorivee Rosario Pérez, Rectora y CEO del Museo, dirigiéndose a los presentes.

 

Durante la inauguración de la exposición Voz entre tintas, recibieron al público y a la prensa Jonathan J. Berrios Domínguez, director del Museo, la Dra. Glorivee Rosario Pérez, Rectora / CEO del Museo y la curadora Mariel Quiñónez Vélez quienes expresaron su agradecimiento a los presentes que incluyeron artistas, profesores, bibliotecarios, archivistas, entre otros, que formaron parte de esta exposición en torno a la obra de René Marqués, resultado de una investigación muy exhaustiva e incluye la selección de 87 dibujos y grabados de una colección de más de 800 obras.

Anuncio



Durante la actividad, el maestro Antonio Martorell se dirigió al público, expresando unas palabras sobre lo que representó trabajar con René Marqués y con otros maestros de la plástica. “Es una maravilla. Para mí siempre es extraordinario venir a mi residencia, ya que soy artista residente de Cayey UPR. Aunque no soy residente de Cayey, vengo cada vez que tengo la oportunidad. Y en esta ocasión mucho más, ya que estoy rodeado de mis primeros maestros.

Esta exposición gira alrededor de la figura extraordinaria de René Marqués. Tuve la dicha de conocerlo, y conocerlo fue disfrutarlo y muchas veces, sufrirlo. Porque él era una exuberancia extraordinaria, disparaba desde la baqueta siempre. Yo le hice varios retratos, además, y sin duda fue uno de los protagonistas de la gran gestión de la DIVEDCO”, expresó el artista.

Anuncio

Aunque muchas personas pueden pensar que Martorell trabajó en la DIVEDCO, la realidad es que no fue así: “Me pasa lo mismo con toda la generación del 50, que me achacan ser parte de la generación del 50, pero eso tiene una explicación muy sencilla. Mis maestros, que sí eran de esa generación, fueron tan generosos que siempre nos representaban en sus exposiciones colectivas. Mi primer grabado estuvo ubicado al lado de los de Lorenzo Homar y Rafael Tufiño, cuando aún yo no había hecho una sola exposición individual, donde yo era apenas una joven promesa”.

“Creía que eso iba a cambiar, esa fue una de las razones por las que me fui a México antes de cumplir los 40. Yo decía que en mi país, uno era una joven promesa hasta que llega a los 40 y que a partir de los 40, uno era una vaca sagrada; pero no es así, ya que cuando regresé, me di cuenta que uno en este país, nunca se es una vaca sagrada, toda la vida uno se queda siendo un becerro mamón, para los efectos. Yo tengo tan gratos recuerdos de estos maestros”, contó Martorell, causando risas entre el público, por su sentido del humor en esta anécdota.

Anuncio

Antonio Martorell aprendió arte y pintura con los maestros Lorenzo Homar y Rafael Tufiño -quienes venían de la DIVEDCO- en el Taller de Gráfica del Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP). “Los talleres comprendían y aprovechaban a los maestros, ya que los centros universitarios -facultades de arte- son de reciente creación”.

“Desde los más remotos tiempos, si usted quería ser pintor, iba al taller de un pintor y aprendía a pintar, un maestro del taller de gráfica era un maestro en todo sentido de la palabra. Yo me beneficié extraordinariamente durante esos cuatro años en el ICP. Visitaba frecuentemente a la DIVEDCO, era todo parte de una comunidad, de creadores al servicio de nuestro pueblo. Era una formación que suponía disciplina, talento y capacidad de afecto individualizado y colectivo. Había un sentido de pertenencia, de plena conciencia y de promover la verdad”, sostuvo.

“Me siento afortunado de haber nacido en un País, que todavía no lo es, y que tuve unos maestros que me enseñaron a contribuir a que lo fuera, que disfruté de la educación universitaria y de la educación del taller, y que he tenido la oportunidad de juntar ambas. Este museo y esta exposición, tanto la que estamos presentando, como la que está en proceso de montarse, son una evidencia clara del desempeño de todos los artistas, intelectuales, creadores y sus creaciones”, finalizó.

René Marqués

El dramaturgo René Marqués, natural de Arecibo, no sólo redactaba los textos para las publicaciones educativas, sino que, como editor, estructuraba sus contenidos para que sus publicaciones también fomentarán el conocimiento y apreciación de la literatura, la historia y las expresiones culturales puertorriqueñas.

Por otra parte, las películas producidas por la DIVEDCO constituyeron una obra importantísima por su estética del estilo documental dramático, recibiendo reconocimiento internacional. René Marqués laboró como guionista de siete películas y como autor de las historias que otros escritores adaptaron en guiones de cine, para otras cinco películas. Los carteles en serigrafía producidos para las obras de Marqués, así como para los festivales de teatro que organiza el ICP, documentan una época de la historia del teatro boricua, convirtiéndose en una muestra de la creatividad que caracteriza este medio de expresión en la isla.

Anuncio



René Marqués dominó los aspectos del arte escénico y en sus textos dramáticos logró describir con un alto sentido plástico como eran los espacios, detalles de la época representada, atmósfera, iluminación entre otros elementos visuales de la escenografía teatral, cuyas descripciones fueron proyectadas con gran acierto por los artistas en sus bocetos.

Anuncio

Por otra parte, artistas destacados como Lorenzo Homar, Carlos Marichal, Antonio Martorell y Luis A. Maisonet, tuvieron a cargo la proyección de diseños escenográficos y vestuario para las producciones teatrales de Marqués como La Carreta; además de Los soles truncosMariana o el Alba. La escenografía de esta última fue realizada por Antonio Martorell en 1965 y 2009.

Las obras artísticas destacadas en esta exhibición reflejan el trabajo en equipo entre escritor y artistas visuales; para la producción de materiales educativos impresos y audiovisuales; así como para apoyar la obra literaria y dramática de este destacado dramaturgo puertorriqueño.

René Marqués

Los artistas participantes de la exposición son: Isabel Bernal, Félix Bonilla Norat, y Luis Germán Cajiga; además de Myrna Casas, Reynaldo Delgado, y Juan Díaz; también José Manuel Figueroa, David Goitía, Lorenzo Homar, José M. Lacomba, Efraín López “Lopito”. Luis A. Maisonet, Antonio Maldonado, Carlos Marichal, Antonio Martorell, José Meléndez Contreras, Wanda I. Nieves, Isaac Novoa, Carlos Osorio, Francisco Palacios, José A. Peláez, Jorge Rigau, Rafael Rivera Rosa, Carlos Raquel Rivera, Nelson Rodríguez, Nelson Sambolín, Pedro Luis Tosado, Rafael Tufiño, Eduardo Vera Cortés

Toda visita a la exhibición debe ser previamente coordinada y observar los protocolos institucionales para COVID- 19. El Museo de Arte Dr. Pío López Martínez está localizado en el Recinto de Cayey de la Universidad de Puerto Rico y su horario es de lunes a viernes. Para visitas llame al: 787 738 2161, ext. 2191 ó 2669 o escriba a: museo.cayey@upr.edu

 

René Marqués
También se exhibe en el museo la colección Ramon Frade León.

 

 

Deja un comentario

Anuncios

Traducir Página

Recientes