Icppr ad Icppr ad Icppr ad
Anuncio

|

Ponce Histórico: Kiosko Árabe

Kiosko Árabe

Suscríbase gratis a nuestra página

Tiempo de lectura: 3 minutos

Ponce Histórico: Kiosko Árabe. Fotografías cortesía Casa Paoli.

El Kiosko Árabe fue construido, junto al hoy famoso Parque de Bombas, en la Plaza Las Delicias de Ponce, como uno de los dos pabellones principales para el bazar y el baile de niños. El otro fue utilizado como salón de exhibiciones de productos agrícolas de la gran Feria Exposición de Ponce en 1882. Ambas edificaciones fueron diseñadas y construidas por el Coronel, Alcalde de Ponce (1883) Máximo Meana. El artista-pintor Juan N. Ríos y sus hijos, los decoraron.

En la plaza principal -con un área de 6,400 metros cuadrados-, en medio de ella se alza el Kiosko Árabe o pabellón árabe, de planta poligonal, con cuatro cuerpos salientes diametralmente opuestos, formando en su conjunto, una imitación de los existen en el Patio de los Leones de la Granada. Las columnas, capiteles, arcos, atauriques y mosaicos eran una copia exacta de aquella creación oriental, que, según sus leyendas, revela el gusto poético y el talento artístico de la cultura agarena.

Anuncio




La plaza principal, en las noches, tenía el aspecto de las grandes fiestas populares europeas. En el centro se elevaba el Kiosko Árabe, iluminado por un gran número de bombillas, en donde los jueves y los domingos de retretas, se servían dulces, refrescos, chocolates, y cenas inmejorables; mientras la orquesta de Juan Morel Campos, colocada junto al Kiosko, ejecutaba un variado y armonioso repertorio musical.

Un gran número de señoras, señoritas y caballeros caminaban por las alamedas disfrutando de un ambiente señorial y de vida sana. Al finalizar las retretas, el público presente se dirigía al Café Alhambra, ubicado en el interior del Kiosko, a continuar disfrutando hasta las doce de la noche.

Kiosko Árabe

Visto Ponce desde el Vigía, parecía una ciudad musulmana. Cada casa – escribió en 1894 Mariano Abril – se veía envuelta entre alamedas de árboles, como si sus habitantes pertenecieran a una cultura soñadora de poetas y de artistas que se inspiraron en la naturaleza; alamedas que parecían formadas para que odaliscas y sultanes se realizarán bajo su sombra protectora a la hora de la siesta.

Anuncio

El sitio más hermoso que tenía Ponce, en esa época, de acuerdo con Abril; era su ancha plaza, cuyo centro levantándose el edificio de la Iglesia Católica, el Parque de Bombas y el Kiosko Árabe. No es solamente la extensión lo que se admiraba en esa plaza: lo encantador de ella era el hermoso arbolado que contenía; son esas largas y espaciosas alamedas que la rodeaban y cruzaban en todas direcciones y “… que muy pocas ciudades de Europa pueden presentar otra igual».

En diciembre de 1893 se inauguró el Café Alhambra, sitio obligado de la sociedad ponceña de grandes recursos económicos. También tuvo un sótano en donde se organizaban bailes y fiestas.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

Deja un comentario

Anuncios