Icppr ad Icppr ad Icppr ad
Anuncio

Tu Edad en la Televisión

Suscríbase gratis a nuestra página

Tiempo de lectura: 4 minutos

Hay una escena en la película Mujeres al borde de un ataque de nervios de Pedro Almodóvar en la que aparece una mujer mayor de edad como presentadora reportando las noticias por la televisión. Mientras da las noticias se le seca la garganta y toma un vaso con agua que le tiene al frente, bebe un sorbo y continúa ofreciendo las noticias. Esta escena rompe con los estereotipos de las presentadoras de noticias que dominan nuestras pantallas, jóvenes y atractivas. Nunca olvidare esta escena pues brinda el respeto que debe de tener los medios de comunicación a no discriminar por edad en la profesión de una periodista televisiva.

Nuevos datos muestran que las mujeres mayores tienen mucha menos posibilidad de estar en televisión que los hombres, lo que representa menos de uno de cada cinco de los presentadores de televisión mayores de 50 años. Las mujeres que trabajan en televisión se ven afectadas por una “combinación de discriminación por edad y sexismo”, que no aplica a los hombres, según las cifras compiladas para la Comisión Laborista de Mujeres Mayores. La inmensa mayoría de los presentadores mayores de 50 años son hombres. Las cifras proporcionadas por las emisoras muestran claramente que una vez que las presentadoras llegan a los 50, sus días en la pantalla están contados.


Anuncio




La imagen

Para los hombres de la televisión, las canas son signo de seriedad, para las mujeres tienen que lucir lo más joven posible. En la BBC, se encuentra la lectora de noticias Fiona Bruce, de 49 años, quien previamente contó cómo no se atreve a dejar que se vean sus canas y arrugas. Recientemente Sonya Heitshusen fue despedida después de 17 años de una afiliada de Nexstar Media quien tiene 199 estaciones de televisión en los Estados Unidos. En su demanda Sonya afirma que la “echaron a pastar” porque se consideró que ya no estaba en condiciones de aparecer ante la cámara, mientras que los presentadores masculinos de la estación recibían un salario más alto, mas tiempo de vacaciones, mas reconocimientos, un mejor trato por su apariencia, entre otras cosas. Las estadísticas de la compañía muestran que casi el 80 porciento de sus gerentes el año pasado eran hombres.

El endiosamiento de la juventud

La edad finalmente se ve como un lastre. Es una práctica generalizada de sacar finalmente del aire a las mujeres mayores del personal debido a su apariencia. La apariencia de mantener esa imagen joven es la batalla de toda presentadora. Muchas consideran hacerse alguna cirugía facial, como las actrices de Hollywood; esto es porque existe una sociedad comercial en que se dedica a vender la imagen. Los medios de comunicación social constituyen un elemento fundamental como conformadores de la opinión pública. La opinión que prevalece en nuestra sociedad es que las personas mayores o de edad avanzada en caso de que se presentara dando por ejemplo las noticias por televisión no dan confianza a su persona que si la da una persona joven. Estos jóvenes parecen sacados de una agencia de publicidad, parecen modelos de revistas o de cine.


Anuncio




Los estereotipos son desagradables                                         

Desde la infancia se nos transmiten determinadas creencias sobre cómo debe ser una persona de edad y cómo debe comportarse. Los prejuicios que se adoptan son generalizaciones individuales sobre cómo la gente que observamos se comporta y que aspecto adquiere a determinada edad. Se tiende a etiquetar a las personas en virtud de su edad. Se asigna previamente que algo es adecuado o no para una persona, y a partir de ahí nos relacionamos con ella.

El mercado de las comunicaciones en masa ha creado un estereotipo de mujer. Es importante tener en cuenta que este medio de comunicación esta? sometido a presiones externas de grupos de interés especial. Estos intentan influir en los medios de comunicación de masas, intentando dirigir la opinión pública. El tratamiento que se le de? en ese medio de comunicación será el que hará que la población manifieste el interés hacia determinados colectivos o los estereotipos como ocurre en el caso de las mujeres mayores.  La discriminación laboral está echando del mercado a las mayores de 50 años e incluso a partir de los 45. El racismo y el machismo, siendo discriminaciones inaceptables basadas en relaciones de poder, podrían comprenderse desde una posición egoísta y de poder.

El Cambio

Tiene que cambiar. Las mujeres son relevantes después de los 50 años. Tienen muchas ideas geniales. Son trabajadoras y pueden marcar la diferencia. En ocasiones presentar una demanda ayuda a impulsar un “cambio cultural” en la industria que hace que la discriminación ya no sea aceptable; que se tome medidas correctivas, incluida la capacitación para la gerencia sobre estereotipos de género y edad y un análisis de cómo se ha tratado a las empleadas. Si todos vamos a envejecer, porque la alternativa es peor, lo más razonable sería aprovechar lo hermoso del momento que vivimos. Aprender a respetar la diversidad y la libertad de todos los grupos de población porque está comprobado que la discriminación por edad tiene consecuencias graves para la salud, el bienestar y los derechos humanos de las personas.

Por Luis Echevarría

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

Deja un comentario

Anuncios