Icppr ad Icppr ad Icppr ad
Anuncio

La poesía y el humor en tiempo de coronavirus

poesía y el humor en tiempo de coronavirus

Suscríbase gratis a nuestra página

Tiempo de lectura: 9 minutos

La poesía y el humor en tiempo de coronavirus son tan importantes como lavarse las manos . No leerla, escribirla, conocerla contamina a los pueblos, les quita vuelo, los deja en un ambiente chato, sin vuelo, empobrecido. Además, pedirle a un poeta que diga cuál es la importancia de la poesía, es como decirle a un pájaro que explique por qué son importantes sus alas.

No hay vuelo sin alas. Sería como preguntarnos porqué es importante el oxígeno, no lo vemos, pero si nos falta nos asfixiamos; es el aire de la imaginación y la belleza que nos oxigena la vida. Estamos hechos de palabras, y los pueblos ante la adversidad necesitan poesía, humor, como la justicia necesita libertad.

La poesía y el humor en tiempo de coronavirus son tan importantes como las manos limpias, estamos hechos de palabras, y ellas nos pueden sanar y “dan fuerza de vida”. Además, las palabras poetas son tan necesarias en tiempos de amor, como en estos tiempos revueltos, inciertos y angustiosos de coronavirus, de terremotos y réplicas.

También la poesía y el humor en tiempo de coronavirus, nos inspira, son las alas del corazón de un pueblo y ese vuelo se logra con el poder transformador del lenguaje es la infraestructura del espíritu y sanan. Además, no es solo con varillas que se levanta a un pueblo, sino con la fuerza de su espíritu. Y este pueblo no se formó con balas, sé formó con palabras poetas, de un país escribe décimas e improvisa sueños.

Ante esta crisis mundial, vemos por las redes cómo país por país lo que les ha dado ánimo de vida ante la adversidad, es la cultura, sus cantos, su poesía, el lenguaje, su arte. Además, no lo digo por decir; también vi el poder transformador de la poesía con las mujeres privadas de libertad, de la cárcel de Bayamón. en mi taller de poesía cuando Magdalena Moran escribió:

Yo también cumplí sentencia probatoria, juvenil, también soy desertora escolar, también he sufrido perdida de allegados, muchas veces he sentido que mi vida colapsa, llevaba 7 años y medio en custodia máxima, sin oportunidades de talleres porque nadie creía en mi…  Pero desde que la poesía llegó a mi vida, mientras me encontraba en custodia máxima fui desenvolviéndome y para mi sorpresa sin darme cuenta empecé a dedicar mucho tiempo a la escritura, empecé a olvidarme de los problemas y he aprendido a mejorar mi lenguaje, y mi forma de expresarme, he cambiado las palabras malas y las actitudes por palabras constructivas para mi vida y hoy sirviendo de ejemplo para mis compañeras”.


Anuncio

Foto Casa Norberto


Y puedo añadir, que Magdalena, además de escribir poesía, crea murales, y terminó su cuarto año. Si eso hace la poesía en el ánimo de confinadas, que no puede hacer con las que estamos confinadas en las casas, para subir el sistema inmunológico, ante los miedos y precauciones que hay que tomar a diario.

La poesía y el humor en tiempo de coronavirus es tan útil y necesaria a los pueblos en momentos de crisis, que José Martí, el gran poeta antillano lo entendió y escribió:

«¿Quién es el ignorante que sostiene que la poesía no es necesaria a los pueblos? Hay gentes de tan corta vista mental que creen que toda la ruta se acaba en la cáscara. La poesía que congrega o disgrega, que fortifica o angustia, que apuntala o derriba las almas, que da o quita a los hombres la fe y el aliento, es más necesaria a los pueblos que la industria misma, pues está les proporciona el modo de subsistir, mientras que aquella les da el deseo y la fuerza de la vida.»

Salvador Tió escribió con razón: la poesía y el humor tienen una misma raíz, surgen de la entraña misma del lenguaje, y surgen como un milagro. La gran diferencia esta? en que, al llegar a cierto punto de la expresión, la poesía y el humor se bifurcan: la poesía asombra y sigue en persecución de la belleza que es un horizonte que siempre estará ahí como un reto a los navegantes del amplio mundo de la fantasía y de la imaginación. Por eso, la buena poesía se puede repetir indefinidamente, y no cansa. El humor, en cambio, sorprende y va en busca de la verdad. La poesía asombra, el humor divierte. Ambas son útiles y necesaria a los pueblos.

Además de lavarnos las manos, hay que lavarse la mente con poesía y el humor en tiempo de coronavirus. El virus de la ignorancia, la insensibilidad genera violencia, es un gran disociador colectivo que también hay que combatir.

También me contaba Luce López Baralt que, a los enfermos de gravedad en la Grecia Antigua, lo que le llevaban para sanar eran cómicos para levantarles el ánimo y la salud. Y ya sabemos científicamente que el humor es un anticancerígeno. Además, La poesía y el humor en tiempo de coronavirus son también una forma de engancharnos a las palabras; asimismo los poetas que nos dicen algo cerca de nuestro corazón, que nos muestran salida, ante los callejones sin salida, es una forma de oírnos y entendernos y sanar. Por eso es bueno compartir y disfrutar de poemas y tirabuzones.

De los miles de tirabuzones les presento algunos al azar:

Los que crean que las cotorras están en extinción que pasen por la legislatura.

El Cañón del Colorado solo dispara fotografías.

Un nudo que se desata podríamos decir que se desnuda.

Las curvas de la mujer son la autopista de la sensualidad.

El trópico hay que interpretarlo en clave se sol.

Puerto Rico está en pleno renacimiento.  

Cuando una mujer dice no pone boca de beso.

La paloma de la paz vuela con petróleo.

Ya los niños no son aptos para mayores.

Puerto Rico es un país en jaque que le está huyendo al mate.

El alumno bilingüe cree que ten con ten es veinte.

Los pentecostales creen que Dios es sordo.

EL NEGOCIO de Dios esta divino.

Esto del status nos tiene asustatus.

En una boca no cabe bien mas que una lengua.

Lo importante no es estar en la línea sino en las curvas.

El hombre que bebe para olvidarse de sí, en realidad lo que busca es olvidarse de ella.

La paloma de la paz vuela con petróleo.

Es fácil no desear la mujer de tu prójimo si tu prójimo tuvo mal gusto.

El mar mide la playa por yardas de encaje

Las alas de las mariposas son las castañuelas del silencio.

En el murmullo del mar se oye la confesión de Dios.

En el beso el amor se bebe a sorbos. El cisne le hace preguntas al estanque.

El agua abre los ojos en los estanques.

El arco de la hamaca lanza la flecha del sueño.

En la copa de los árboles se vacía la luna llena


Poemas:

Si para recobrar lo recobrado

Si para recobrar lo recobrado

debí perder primero lo perdido,

si para conseguir lo conseguido

tuve que soportar lo soportado,

 

Si para estar ahora enamorado

fue menester haber estado herido,

tengo por bien sufrido lo sufrido,

tengo por bien llorado lo llorado.

Porque después de todo he comprobado

que no se goza bien de lo gozado

sino después de haberlo padecido.

Porque después de todo he comprendido

por lo que el árbol tiene de florido

vive de lo que tiene sepultado.

(Soneto por Francisco Luis Bernárdez, argentino)


Vísteme de cielo que soy luna

 Vísteme de cielo que soy luna

 para poder alumbrar todas las sombras,

 caminar descalza por los mares,

 cabecear como el barco en la bahía

 y mirar en lo profundo del reflejo

 cómo flota el silencio en tus palabras.

 Vísteme de valor que soy la lucha de tantas mujeres

 ultrajadas y solas que desafían lo cruel

 con pasión de justicia

 más allá de su sangre

 rodeada por la nada ponzoñosa

 que se clava en el pecho de los hombres.

 Vísteme de atardecer

 Para ver nacer la noche en las estrellas.

 Vísteme de paraíso para ser tu pecado

 encontrar la dulzura en lo prohibido

 enroscarme de luz en tu mirada

 y ser fruta sabrosa en tu lenguaje.

 Vísteme de parábola, para que puedas entender

 lo hondo que se vive en las orillas,

 y vísteme de esquina para sentir el gozo de esperarte.

 Que estoy hecha del tiempo de la rosa

 y la emoción de un verso.

 Efímera y eterna a un mismo tiempo.

-Elsa Tió


Rompeolas

Voy hacer un rompeolas

Con mi alegría pequeña

No quiero que sepa el mar

Que por mi pecho van penas

No quiero que sepa toque el mar

La orilla acá de mi tierra

Se me acabaron los sueños

locos de sombras en la arena…

-Julia de Burgos


Canción amarga 

Nada turba mi ser, pero estoy triste

Algo lento de sombra me golpea

Aunque casi detrás de esta agonía

he tenido en mi mano las estrellas.

-Julia de Burgos


Angustia

Y el mar, perenne mar, que me exalta y me abate

Que es como el corazón , en un late que late

Perdido en el vacío, y el oído, tan oído

Que ya no sé qué lleva ni sé lo que ha traído

Allá en el poniente

Creo en las nubes y en la luna …

Donde termina mi illusion del mundo

Comienza mi ansiedad de las estrellas

-Clara Lair


 AMOR A LA PATRIA- fragmentos

Puerto Rico (Ausencia)

Puerto Rico, patria mía,

 la de blancos almenares

 de los verdes palmares,

la de la extensa bahía;

¡Qué hermosa estás en las brumas

del mar que tu playa azota,

como una blanca gaviota

dormida entre las espumas!

En vano, patria sin calma

muy lejos de ti, suspiro;

yo siempre, siempre te miro

con los ojos de mi alma;

– José Gautier Benítez


La canción de las antillas

¡Somos islas! Islas verdes. Esmeraldas

en el pecho azul del mar.

Verdes islas. Archipiélago de frondas

en el mar, que nos arrulla con sus ondas

y nos lame en las raíces del palmar.

¡Somos indias! Indias bravas, libres, rudas

y desnudas,

y trigueñas por el sol ecuatorial.

Indias del indio bohío,

del pomarrosal sombrío,

de las orillas del río,

de la selva tropical.

Los Agüeybanas y Hatueyes,

los caciques, nuestros reyes

no ciñeron más corona

que las plumas de la garza auricolor.

Y la dulce nuestra reina Anacaona,

la poetisa de la voz de ruiseñor,

la del césped por alfombra soberana

y por palio el palio inmenso de los cielos de tisú,

no tuvo más señorío

que una hamaca bajo el ala de un bohío

y un bohío bajo el ala de un bambú.

– Luis Lloréns Torres


Me surge desde adentro

Me surge desde adentro

Esa ansiedad de olas y de espumas;

de recoger tu mar entre mis manos,

de beberme en mis sueños

tu cascada violenta y cristalina…

-Angela María Dávila


Oración De Mi Entraña

Tu corazón tiembla en mi vientre

cada vez que te mueves,

giras como un astro en tu universo,

y yo soy tu universo,

tu infinito rincón y tu horizonte.

Tu conoces mi entraña

yo a ti no te conozco.

Tu serás mi horizonte,

yo soy tu territorio,

tu pedazo de tierra , de raíz y de patria.

Te presiento y te quiero

con un temor extraño de perderte

y un deseo de mirarte a los ojos

de presentarte el árbol y la luna

quisiera conocerte en las palabras

pero aún no tienes gesto ni memoria.

Vives en lo profundo de la ausencia

rodeado de las voces del silencio.

Eres la forma de mi cuerpo y mi sangre

un poco de mi llanto y mi alegría,

la soledad oscura de la tierra,

el implacable amor amor que me devora.

Oración de mi entraña

parcela de mi alma,

destinado a sentir lo que yo siento.

(A mi primer hijo antes de nacer)

-Elsa Tió


Yo soy una isla nueva

Soy una isla nueva

soy la trama del mar sobre el silencio,

del mar que hasta mi trae en sus redes de espuma

las palabras que huyen como peces

cuando trata mi mano de alcanzarlas.

No ansío más que seguir los pasos de la brisa

y perderme en asuntos de la noche

entre las olas que dialogan conmigo

me lo dicen todo, pero no entienden nada

y al transformarme para ser yo misma

repaso en la memoria, mis memorias

y no recuerdo nada…

¡Soy una isla nueva que recién aparece entre las aguas!

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter

Deja un comentario

Anuncios